fondo

Enfermedades por mala alimentación

Malos Hábitos AlimenticiosMucho hemos hablado ya de la importancia de una buena alimentación y no debemos dejar de recordarlo ya que hay muchas enfermedades por mala alimentación que son muy graves. Debemos tomar conciencia de que lo que consumimos tiene una influencia directa en nuestra salud, tanto para mejorarla como para empeorarla.

En el caso de tener una mala dieta, tarde o temprano tendremos problemas de salud, y no habrá remedio o medicina alguna que pueda ayudarnos si seguimos comiendo alimentos perjudiciales para la salud.

Algunas de las enfermedades por mala alimentación pueden ser muy difíciles de tratar y podemos prevenirlas simplemente con una dieta balanceada y saludable.

El cáncer es una enfermedad que mata a millones de personas alrededor del mundo, si bien no se ha encontrado la cura para esta terrible enfermedad, podemos prevenir el cáncer evitando aceites que hayan sido usados anteriormente y consumiendo muchas frutas y verduras. El abuso del café y las bebidas alcohólicas también pueden ser un factor desencadenante para el cáncer.

Otras enfermedades por mala alimentación son las relacionadas al aparato circulatorio, entre las que podemos contar las enfermedades del corazón. En esto tiene mucho que ver el nivel de colesterol que produce un deterioro en todo el sistema circulatorio. Es necesario limitar el consumo de alimentos con grasas saturadas y todos aquellos que promuevan un aumento del colesterol como carnes, algunos tipos de lácteos, huevos y comidas fritas.

Una mala alimentación también puede resultar, en muchos casos, en problemas de sobrepeso. La obesidad es muy perjudicial para la salud y normalmente trae aparejada alguna enfermedad. Esto tiene que ver con un consumo desmedido de alimentos que, si bien pueden ser alimentos saludables, no son tomados de una forma razonable y balanceada. Si a esto le sumamos un estilo de vida sedentario y hábitos como el cigarrillo o el alcohol el resultado puede ser muy peligroso para la salud.

Carlos Eduardo Rosas Maldonado Hice un acuerdo de coexistencia pacífica con el tiempo; ni él me persigue ni yo huyo de él, algún día nos encontraremos... hoy solo existe mi presente.